15 outubro, 2003

Kasa

El Buda Shakyamuni, después de abandonar su vida de asceta, cosió trozos de tela que recogió a la orilla de un río, y vistió su cuerpo para la práctica de la Vía. Este vestido es el kesa, el vestido del monje, el vestido de zazen, y su costura ha sido transmitida hasta nuestros días.

El kesa se lleva para la práctica de zazen en el dojo, al igual el rakusu, que es un pequeño kesa. Suelen ser de tejidos como algodón, seda o lino. Y el color es oscuro, apagado, colores como el negro, gris y marrón. Tiene una forma rectangular, la unión de los trozos forman bandas que están cosidas entre sí, asemejan un campo de arroz. El kesa puede tener cinco bandas, y éste es el rakusu o pequeño kesa, y los de mayor dimensión siete, nueve, y
así hasta veinticinco. Tradicionalmente, un monje tiene tres kesa: el de cinco, siete y nueve bandas.

Cuando se cose, la concentración es la misma que en zazen, nos concentramos en cada puntada, nos concentramos en el aquí y ahora, es el mismo estado de espíritu. Cuando lo vestimos, la práctica de la Vía está presente en nuestro espíritu. Es difícil creer en su propio espíritu, así, el kesa se vuelve el único objeto de fe. El maestro Dogen dice en el Shobogenzo: "El kesa mantiene la transmisión auténtica de maestro a discípulo". Y así es respetado.

Sem comentários: